¿La Fantasía es un género literario?

fantasia-genero-literario

Para mí uno de los principales errores que se comete es creer que tener dragones, maquinas del tiempo o robots es suficiente para hacer una obra interesante. Y si bien esta puede ser una opinión impopular, la verdad es que la respuesta corta es que no, ni la Literatura de Fantasía ni la de Ciencia Ficción son géneros por sí mismos.

Si eres un lector de Fantasía con experiencia te darás cuenta que cada obra se diferencia por el mundo, y de hecho la construcción de mundos es un punto indispensable para tener buena Fantasía. Pero, a fin de cuentas es solo una ambientación más.

Y creo que es importante catalogar así a la Fantasía y la Ciencia Ficción, como simples ambientaciones, para así dar el siguiente paso en calidad de este tipo de historias: concentrarse en los personajes, la historia y el trasfondo. Pero no te confundas, esto no significa que no adore tanto la Fantasía como la Ciencia Ficción.

Así que en este artículo me dedicaré a explicar esta postura y por qué se arraigó en el inconsciente colectivo la creencia de que la Fantasía es un género literario.

¿Qué son los géneros?

Hay miles de formas de catalogar la Literatura, pero como se supone que los escritores vivimos de contar historias, me centraré en los géneros de las historias. Esto significa que hay cinco géneros puros bien definidos: acción, comedia, drama, terror y misterio.

Estos géneros se diferencian por las diferentes emociones que generan en el lector y por el efecto que el escritor construye dentro de la obra. Por si crees que falta algo, aquí explicaré cada uno de ellos:

Acción:

Aquí podríamos englobar a toda obra que busca excitar al lector, darle un subidón de adrenalina y mantenerle pegado a la hoja gracias a su necesidad de saber qué ocurrirá a continuación. Y al final de la lectura te quedas con una sensación de sobresalto, de poder conquistar el mundo con tus propias manos.

Comedia:

Este tipo de historia busca generar risa, tanto así por la risa como forma de abstracción (junto con el orgasmo, la risa es la única reacción humana que apaga los pensamientos), pero también por la capacidad de la comedia para criticar situaciones y realidades sin parecer que estás soltando un discurso.

Drama:

Aquí podríamos meter las formas de ficción que construyen su efecto con la relación que el lector adquiere con los personajes, en la empatía que generan. De allí que podamos meter las historias de amor, los dramas familiares y todo aquella historia que centra su conflicto en la dimensión personal del protagonista.

Terror:

Busca el miedo, y este miedo se puede abordar desde dos perspectivas: el horror y el suspenso. Aunque la verdad estoy haciendo trampa, todo terror se basa en el suspenso, o más bien a tensión de que algo malo va a pasar. En el horror la tensión se prepara para que, cuando aparece el monstruo, te orines encima; mientras que en el suspenso la tensión es permanente, al punto que no te deja vivir y en casos excesivos como en el de Lovecraft, te perturba.

Tengo la impresión de que en la Literatura, el terror se diluye en el sentido de que no te permite construir suficiente tensión como para asustarte. Tal vez por eso Lovecraft o Poe me encantan: su tensión no provoca sobresaltos, sino que se cuela en el subconsciente hasta perturbarnos.

Misterio:

En lugar de crear una emoción, este tipo de ficción genera en el lector la necesidad de entrar en el juego que te presentan los personajes: seguir las pistas, analizar a los culpables, meterte en el papel de los detectives.

Y claro, todos estos géneros pueden mezclarse unos con otros, aunque hay uno que siempre se impone con los demás.

Ven, nada de Ciencia Ficción ni de Fantasía ni del Oeste ni Juvenil ni nada por el estilo.

¿Por qué la Fantasía no es un género?

Si analizas cualquier novela de Fantasía te darás cuenta que la puedes catalogar en alguno de estos cinco géneros: ¿Juegos de Tronos? Un misterio junto a un drama que te cagas; ¿El Señor de los Anillos? Acción, batallas épicas y el drama de Frodo.

Pero es más, cualquier novela de Fantasía se puede trasladar al mundo real u a otra ambientación: fácilmente los Stark pueden volverse una familia mafiosa o los dueños de una finca en el salvaje oeste.

Y es que un mundo de Fantasía, por mucho que tengan reglas únicas, siguen siendo protagonizadas por seres humanos, y si algo nos distingue es que sin importar donde estemos, que penurias pasemos o bajo qué régimen nos encontremos, amamos, lloramos, sufrimos y luchamos por nuestros sueños.

¿Entonces por qué la Fantasía es un género?

Por mucho que la Fantasía sea solo una ambientación, es tan especial que por lo general atrae a un tipo de lector bien definido. En consecuencia, las editoriales se vieron en la necesidad de distinguir este tipo de novelas con una etiqueta que los haga fáciles de distinguir.

Podríamos llamar la Literatura Fantástica como un género editorial, al igual que la Ciencia Ficción y la Juvenil: independientemente de su tema, se diferencian por su público objetivo.

Algo más o menos pasa con el género de superhéroes en el cine: es evidente que la armadura de Iron Man es algo de Ciencia Ficción, pero como la película está destinada a un público que busca acción y despliegues increíbles, le dan su propio género.

Conclusiones

Si hay algo que me he dado cuenta es que muchos escritores, sin importar el formato, creen que con darle al espectador un mundo de fantasía, comúnmente de lo más genérico, ya tienen la novela vendida.

No, no y no. Creer que un mundo de fantasía es suficiente es como quienes creen que las películas de Michael Bay son buenas mientras más explosiones tengan. Una buena novela se consigue con una buena historia y buenos personajes.

Nunca olvides que el mundo de fantasía que construyas es solo el escenario en donde vivirán tus personajes, y aunque marcarán su desarrollo, no por ello dejarán de ser humanos.

Por lo demás, a escribir se aprende escribiendo.

Anuncios

11 comentarios en “¿La Fantasía es un género literario?

  1. Difícilmente vamos a llegar a decir si es o no lo es cuando el “¿qué es un género?” es una pregunta tan compleja. Al menos he leído varias definiciones de género literario y, dependiendo de cuál tomes, entran unos u otros en esta categoría.

    Pero vamos, que al final es lo que dices. Lo importante es una buena historia y unos buenos personajes. Aunque la ambientación también es muy importante. Yo prefiero a los Stark de Invernalia a los Stark versión mafia italiana.

    Me gusta la especulación que se hace en la fantasía y en la ciencia ficción. Me gusta cómo un autor puede retorcer la realidad y crearme algo nuevo e increíble.

    En fin, muy buen artículo.

    ¡Un saludo! 😉

    1. De allí el problema de los géneros, por eso me quise basar en la sustancia de la Literatura de Ficción: la historia.
      Entonces serían tipos de historia, de allí que elegí esa definición, que tomo prestado de mi profesor de guion de cine.
      Habría que darle al coco, pero me gustaría una versión mafiosas de los Stark: a veces Juegos de Tronos me parece una pugna entre miembros de varias familias más que una lucha por poder politico.
      Y claro, la Fantasía y Ciencia Ficción tienen el Sense of Wonder, es difícil superar algo como eso.
      Gracias por el piropo.
      Saludos

  2. Hay autores que hacen una novela policial en el futuro.
    Eso no es ciencia ficción.
    Pero si incluyes un mundo con costumbres distintas, aunque sea la Tierra, extraterrestres implicados y tecnología futurista es ciencia ficción.
    Por lo menos así opino yo.

    1. La Ciencia Ficción, según yo la entiendo, es la construcción de un escenario fantástico, usando las leyes naturales de este mundo, los principios cientificos, sin importar el tiempo ni el lugar: se supone que el viaje al fondo de la tierra y la maquina del tiempo son antes de la 1era Guerra mundial, pero son Ciencia Ficción.
      Sigue siendo una ambientación, que se puede mezclar con el misterio del policial, a lo Blade Runner.
      El tema es saber qué afecta la historia que se cuenta y qué afecta el lugar en donde ocurre.
      Saludos.

      1. Yo crecí con la Fantasía, y me encanta la ciencia, pero la Sci Fi es demasiado para mí: necesitas una preparación y un conocimiento que no todos tienen.

  3. Qué buena reflexión. Al final, los géneros no dejan de ser etiquetas y las etiquetas tienen la principal función de otorgar unas características comunes a un grupo de cosas. Muy útiles en marketing, eso sí, donde segmentar y localizar los clientes potenciales es fundamental. Aunque a veces se les va de las manos y crean un género de novela negra para mujeres (no preguntes, yo quiero seguir pensando que era una broma XD).

    Me están gustando mucho estos artículos, la verdad. Estaré pendiente a los demás. Un saludo.

    1. Gracias por los piropos, que siempre son bienvenidos XD.
      Tienes mucha razón en lo que dices, a veces olvidamos que la Literatura es un negocio y en los negocios se busca facilitarle la vida a los clientes potenciales. Alguien que le gusta Poe va a querer más cosas como las de poe, así que le ponen junto al lado algo de King o de Lovecraft. Dinero fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s