7 consejos para seducir al lector con el viaje del héroe

con-el-viaje-del-heroe

Si hay algo que me preocupa a la hora de escribir es el tratar de hacer la experiencia lo más entretenida, disfrutable y, por qué no, significativa,  para el lector.

No hablaré de un estilo de escribir en particular, que es importante pero tan personal que no existen reglas validas ni consejos que yo pueda darte mejores que buscarlo por ti mismo. Sino díganselo a José Saramago, que con una prosa insufrible se ganó el Premio Nobel.

En su lugar hablaré sobre la construcción de historias, algo que más o menos dominó, y que además te puede garantizar un primer acercamiento al lector: por muy bonito que te hablen, si al final no te dicen nada interesante, no tardarás en perder el interés.

Mucho se ha hablado del viaje del héroe, el tipo de historia más básica, elemental y quizás el primer tipo de historia que existe; así que no pude esquivar la bala por mucho tiempo.

¿Qué es viaje del héroe?

Bueno, si el nombre de la estructura no te da una pista, se podría decir que el viaje del héroe es una lucha para conseguir un objetivo, ya sea por conseguir una meta propia, rescatar a alguien, la comisión de un trabajo o por la reparación de un daño.

Esto lleva al personaje, al héroe, a salir de su vida cotidiana, por el daño recibido, por obligación o por propia voluntad; que enfrente pruebas y las derrote, a que se haga más fuerte y que al final enfrente la fuerza que lo separa de su objetivo.

Quienes hayan rondado por mi blog desde el año pasado se dará cuenta que la estructura dramática es un tema recurrente . Y si bien el viaje del héroe sirvió de inspiración a esta última, a su vez se basa en la morfología del cuento de Pope.

Todo está relacionado, porque, por mucho que quisiéramos decir lo contrario, contar historias ya es una ciencia en la cual no tenemos mucho que inventar, solo dediquémonos a escribir bien y a volcar nuestras inquietudes en el papel.

Cómo seducir al lector con el viaje del héroe

De una u otra forma todas las historias derivan del viaje del héroe, y como decía Cortázar, no hay tema malo, solo hay malos tratamientos: si dominas la estructura narrativa, las convenciones y el ritmo, puedes jugar con todo ello para que sorprenda, emocione, impresione y hasta haga reflexionar al lector.

Cuando se rompen las convenciones (reglas más o menos aceptadas dentro de ciertos tipos de narración) el lector entra en una especie de estado de shock, no sabe qué esperar, allí es donde atacas y le haces imposible que pueda dejar la lectura por la mitad.

Entonces estará cerrado el pacto hipnótico.

Pero cómo utilizar el viaje del héroe, bueno, estos son algunos de los pasos básicos.

1. Crear un contexto para tu protagonista

Por normal general una historia pone en peligro la integridad de nuestro protagonista, ya sea en el plano físico, mental o emocional. Pero para estar por completo consientes de esa amenaza se deben ocupar las primeras páginas en crear un contexto adecuado para él.

Y por contexto me refiero a ¿cómo era su vida antes de iniciar en conflicto? Puede que antes tuviera una vida feliz, sin complicaciones, en la que se conformaba con lo poco que tenía aunque quisiera mucho más.

Tal vez era víctima de una injusticia y es precisamente el conflicto el que podría ayudarle a superarlo. O tal vez la injusticia no está dirigida a él, sino a un ser querido, a su familia, sus amigos, su pueblo: un perjuicio lo bastante significativo para dejar su vida a un lado.

Incluso podrías construir un personaje sin pasado y que la historia se convierta en una búsqueda para encontrar su identidad, para reemplazar la que ya tenía o renovarse por completo.

2. Arranca la aventura

Una vez tenemos un contexto claro, toca iniciar la aventura. Y para esto se utiliza un recurso que en el cine se llama Evento Desencadenante: una escena, una acción, una línea de diálogo, una orden, que obliga al protagonista a saltar al vacío, a hacer algo que tal vez no haría en una situación normal.

Puede ser un perjuicio, un crimen, una orden desde el poder, la guía de un personaje mentor, la necesidad de rescatar a un ser querido, la comisión de un trabajo hercúleo.

Hay muchas justificaciones para iniciar la aventura aunque por normal general, ya sabes, las convenciones, suele estar ligada de la mano con la actuación del antagonista.

Frodo no saldría de la Comarca de no ser por la amenaza de Sauron, Loki es la razón de que Los Vengadores se reúnan.

3. El cruce del primer umbral

Una vez la aventura arranca, antes de que termine el primer acto se debe presentar una situación, una escena, un conflicto que hará que nuestro protagonista ya no pueda volver atrás, no le quedará otra opción más que seguir adelante.

Para seguir con la nomenclatura del cine, llamemos a esta escena, Primera Punto de Giro.

El mejor ejemplo es cuando Neo decide salir de la Matrix: tiene la opción de volver a su vida normal, pero en su lugar opta por la verdad del mundo dominado por las máquinas.

O cuando Hagrid le entrega su carta a Harry: hasta ese momento fue un niño huérfano común y corriente, después, fue un mago.

4. Tareas titánicas

Hay una convención aceptada en la mayoría de los géneros literarios, por no decir todos: la fuerza antagonista es más poderosa que nuestro protagonista. Para que tenga alguna probabilidad de ganar en la batalla final, tendrá que aprender nuevas habilidades o pulir las que ya tiene.

Más de uno recordara esos montajes de entrenamiento en las películas de deporte, aunque es una aproximación valida en un formato donde la administración del tiempo cuenta; pero en un libro podemos crear pruebas, tareas que llevaran a nuestro héroe al filo del peligro y que requieren el uso de nuevas destrezas.

En las películas de Star Wars tenemos como eje central el dominio de la Fuerza, a través del entrenamiento y del control de las emociones. Harry Potter debe utilizar lo que aprende de sus profesores para combatir los peligros que van a por él. Frodo y los demás Hobbits deben aprender a pelear y descubrir una forma de sobrevivir a la Tierra Media.

5. El descenso a la caverna

A medida que avanzamos en nuestra historia las pruebas y los peligros van aumentando, hasta que llega el punto que nuestro protagonista se ve superado por ellos. Ha caído en la caverna.

Este es el momento de mayor tensión de la historia, por la sencilla razón de que es cuando ponemos a nuestro protagonista ante la mayor prueba posible, donde sabremos si es capaz de levantarse y seguir adelante.

6. La batalla final

Su nombre lo dice toda: tanto el protagonista como el antagonista luchan con todas sus fuerzas, cada uno tratando de alcanzar su objetivo.

Aquí es donde el héroe pone en práctica todo lo que aprendió a lo largo de su aventura y hace el máximo sacrificio del que es posible. Ya sea si gana o si pierde, la historia debe llegar hasta las últimas consecuencias.

7. El regreso a casa

Si el héroe triunfa, lo más común es que regrese a su hogar, exponer los resultados de su aventura y cómo el mundo cambió tras todo lo ocurrido.

Pero si el héroe falla el lector tiene el derecho de saber qué consecuencia tiene esto en el mundo. Puede que haya fracasado, pero a la vez triunfado; puede que el antagonista fuera derrotado en el proceso. Tal vez el sacrificio del héroe dio frutos.

Si tomamos la película 300, el héroe, Leónidas, muere, pero su sacrificio le da la fuerza moral y el tiempo a los ejércitos griegos para combatir a los persas.

Conclusiones

Para entender el viaje del héroe lo mejor es ver mucho cine, leer literatura fantástica, estudiar la morfología del cuento y escribir cuentos cortos.

Como ya dije antes, mucho de la estructura del cine moderno está inspirado en el viaje del héroe: un conflicto externo, un protagonista activo y una narrativa dividida en tres actos.

Igual a muchas otras herramientas en este oficio, lo mejor es practicar con el viaje del héroe para así seducir a tus lectores.

Y recuerda, a escribir se aprende escribiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s