Megatutorial para superar el NaNoWriMo

como-superar-el-nanowrimo

Llegó noviembre y con ello arranca un reto que la primera vez que lo escuché no me llamó mucho la atención, pero al notar la importancia que en cientos de aspirantes a escritores decidí darle una oportunidad. El NaNoWriMo.

Es más, este año voy a seguir las reglas y trataré de completar el reto con ustedes, tanto así que los mantendré al tanto de mis avances en mi cuenta de Twitter.

Pero no es como si pudiera lanzarme a escribir a lo loco hasta llenar una cuota, de allí que explique mi método de trabajo para este periodo. Y claro, este es un blog en el que trató de ayudar a mis lectores.

La solución es simple: convertiré toda esta experiencia en un tutorial para que cualquiera con la suficiente constancia y dedicación pueda superar el NaNoWriMo.

Aunque quisiera dejar algo en claro: como siempre, no busco con este tutorial crear una lista de reglas cuadradas ni nada por el estilo, es solo un método que a mí me ha funcionado y que tal vez pueda servir contigo, aunque no pasará nada si adaptas algunas de estos consejos a tu estilo de trabajo, o si los ignoras por completo.

Cada quien escribe como le da la gana, pero tener múltiples perspectivas siempre ayuda a formar tu propio estilo.

Sin más que decir, comencemos, y qué mejor que hacerlo por el principio.

¿Qué es el NaNoWriMo?

nanowrimo2016

El NaNoWriMo, National Novel Writing Month (Mes Nacional de Escribir Novelas) es un reto literario que dura todo el mes de noviembre y consiste alrededor de 50 mil palabras.

A primera vista me pareció una experiencia más social que un esfuerzo de los escritores para terminar un libro ambicioso: sabes, ir a un cáfe con otros aspirantes, compartir ideas, no sentirse solo en el parto de una novela, crear una comunidad literaria.

Pero ahora tengo otra apreciación: este reto te puede ayudar a enfocar tus esfuerzos en una meta concreta. Te obliga a perderle el miedo a la hoja en blanco y a pelear con la procrastinación. Algo bueno, sin lugar a duda.

Se originó en San Francisco, Estados Unidos, en el año de 1999, según dice San Wikipedia. Ahora bien, se considera que has pasado el reto cuando hayas superado las 50 mil palabras, sin importar el valor literario ni el propósito de este borrador.

Y aquí es donde deja de ser tan bueno, y me obliga a tocar el siguiente punto.

¿Cómo participaré en el NaNoWriMo?

a-escribir-se-aprende-escribiendo

Mientras me documentaba para escribir esta guía en más de una web me encontré con la siguiente oración: el NaNoWriMo no es un reto en el que importa más la cantidad que la calidad.

Espero que entiendan las razones por las que no estoy de acuerdo con esto, pero si no, aquí les va una breve explicación:

En primer lugar, si no preocupamos más de cantidad de palabras en un documento Word que de la calidad de lo que escribimos, con juntar palabras a lo tonto, copiar nombres en la guía telefónica o solo machucar botones porque sí, sería suficiente para completar el reto.

Pero es que hay un problema más serio: como el participante está enfocado en completar la cuota de palabras para superar el reto (1667 por día) cuando haya terminado tendrá el doble de trabajo al corregir.

Todo el buen material que podría surgir del reto estaría enterrado en paja y residuos de un estado mental tenso que busca solo llenar una cuota, en vez de construir buenos personajes, una historia interesante o un estilo llamativo.

De tal manera que te propongo que hagamos trampa.

Voy a participar en un concurso literario en diciembre, en el cual aceptan manuscritos de mínimo 80 páginas hasta las 250, ya sea una compilación de  cuentos o una novela, en Times New Roman, interlineado de 1.5 y tamaño 12.

Hice los cálculos y 80 páginas en este formato son alrededor de 30 mil palabras, esa será nuestra meta en este NaNoWriMo: al menos 30 mil palabras de una novela de la que podamos estar del todo orgullosos. Esa sería una cuota mínima, pero si pueden superar esa cifrar y alcanzar las 50 mil, los felicito desde ya.

A fin de cuentas, ¿quién ha dicho que una novela debe tener 50 mil palabras? Recuerda, lo importante es terminar un libro, no teclear 50 mil palabras.

No quiero que mi trabajo se juzgue por la cantidad de palabras que puedo juntar cada tarde si no por la calidad de mis historias. Espero que puedan entender esta postura.

Borges se dedicó al cuento y a la poesía, el mejor Córtazar está en su narrativa breve, el génesis de Macondo está en la obra breve de García Márquez. Así que no hay necesidad preocuparse por llenar páginas de palabras, que al final del día, serán eliminadas en la corrección.

Así que no se dejen engañar por la ilusión de hacer mucho: aunque sean pocas palabras al día, que estén bien esscritas.

Dicho esto, empecemos con lo importante.

¿Sobre qué escribir?

Writer - Scrittore

Siguiendo las reglas del concurso en el que participaré, de acuerdo, lo cual deja dos aproximaciones: colección de cuentos o novela, siempre que tenga al menos 30 mil palabras.

La elección es personal, pero si no tienes nada preparado te recomendaría que para este NaNoWriMo hicieras una colección de cuentos. Yo haré una novela, por la única razón que ya tengo un borrador sobre el cual trabajar: una novela que deseché el año pasado que voy a reescribir desde cero.

Te recomiendo cuentos porque, si en un mes escribes 6 cuentos de 5 mil palabras cumplirás el reto. Escribir una novela puede ser frustrante, en especial cuando te das cuenta que tardas en avanzar más de lo que esperaste:  cuando ya tienes el final, los clímax, los arcos de personajes y demás, pero estás atorado en los pequeños avances de cada día.

Muchos grandes escritores empezaron con cuentos, y Faulkner, mi adoración hecha premio Nobel, convertía sus cuentos en novelas, todo dentro de la enorme continuidad que es Yoknapatawpha.

Pero si eres como yo y tienes una historia, una escaleta o un material preparado para novelas, ¿por qué no?

Curso express para escribir una historia

como-escribir-un-libro

A no ser que seas un escritor de novela experimental, te tocará tener una historia medianamente interesante para justificar el trabajo de escribir un libro. Y por lo general las historias cuentan con una estructura bien marcada que te puede ayudar a construir tu libro.

El qué pasa en un libro se le llama argumento: el resumen de un conflicto dentro de una oración. Este es un recurso muy de cine, pero te puede servir.

La investigación de una muerte (Juegos de Tronos), el viaje para robar el tesoro de un dragón (El Hobbit), el año escolar en la escuela más peligrosa del mundo (Harry Potter), la historia de amor y desencuentro de unos viejos (El amor en los tiempos del cólera).

En todo momento debes tener claro de qué va tu libro, así puedes saber el rumbo que tomarán tus personajes, los clichés que puedes manipular a tu favor, las pistas que puedes dejar en el camino y cuál es el trasfondo de la historia.

Pero tan importante como el argumento, es la premisa: una tesis que explica la estructura interna de los personajes y el mundo que lo rodea. La razón por la que ocurre la historia.

Recuerda que la Literatura es una metáfora de la vida; si no tiene un mensaje significativo sobre algún aspecto sobre la vida, cualquier libro solo termina siendo un ejercicio gramatical.

Un error común es pensar que con decir, “mi libro va del amor”, “va de la venganza”, “va de la libertad” es suficiente.

No, estás siendo demasiado superficial: el amor puede ser bello o doloroso, la venganza puede liberarnos o terminar de hundirnos, la libertad puede ser todo lo que deseamos o una carga imposible.

La premisa es tu visión ante el amor, la venganza, el dolor, la libertad, la compasión, la solidaridad, el poder, la familia, la amistad. Tu visión ante uno de los aspectos que te rodean.

Ponlo en una oración: para mí el amor, la venganza o la libertad es….

Allí tienes tu premisa.

Ahora toca hablar con los personajes.

Cómo escribir personajes en un parpadeo

A171_C001_03123F

Para cualquier obra literaria hay un solo personaje indispensable, el protagonista: una creación que entra en conflicto con el mundo o consigo mismo y que sirve para exponer al lector la premisa de la historia.

Para saber más de personajes, les recomiendo mi ebook, es gratuito y solo tienes que registrarte en este link: Guía definitiva para escribir personajes.

Lo importante para escribir personajes es tener claro quién es y cuál es su función dentro del entorno del protagonista: le adversa, compiten, es su mentor, su pupilo, su ancla emocional, su amigo, su razón para entrar en conflicto, alguien que se aprovecha de él.

Haz un mapa conceptual: tu protagonista al centro y diversas ramificaciones con tus secundarios y el tipo de relación que tienen con él.

Si tienes bien definido a tu personaje y sus dimensiones, verás que los demás miembros del reparto se acoplaran como piezas de un rompecabezas.

Una historia sacada de película

TIW-04369.NEF

El cine tiene mucho que enseñarnos a los escritores, los guionistas crean historias estructuradas para que cualquiera pueda entender lo que pasa en pantalla. Así debe ser un buen escritor: alguien que cuente algo significativo, algo importante, y no algo que solo suene bonito a costa de toda sustancia.

Hay un secreto para este éxito: la estructura de los tres actos.

Para no extenderme demasiado, la resumiré, en los puntos más importantes en la estructura para que así puedas llenar los espacios en blanco con el desarrollo del argumento y los personajes.

  • Presentación del mundo y su contexto.
  • Evento desencadenante: un suceso que obliga al protagonista a salir de su zona de confort y plantearse un objetivo.
  • Primer punto de giro: punto de no retorno para el protagonista, en muchas películas o libros esto se representa con un cambio de escenario.
  • Primera pinza: Primeros intentos del protagonista por conseguir información y poder para conseguir su objetivo.
  • Punto medio: Por lo general aquí se enfrentan el protagonista y el antagonista, saliendo victorioso este último. En este punto el escenario o situación se vuelve peor para el protagonista.
  • Segunda pinza: El protagonista hace intentos para superar la derrota, se ve obligado a realizar sacrificios o colocarse en un riesgo mayor.
  • Segundo punto de giro: El protagonista cae a lo más bajo, pero hay una luz al final del túnel. Es capaz de levantarse, es más fuerte y sabio. Por lo general este acto termina con una revelación vital para el final de la historia.
  • Clímax: Batalla final contra el antagonista. El protagonista pelea con todas sus fuerzas. Aquí se decide si ganará o perderá, o ambas.
  • Conclusión: Presentación de las consecuencias del clímax y del viaje del protagonista.

Toda historia puede dividirse así.

Si la juntas con tu premisa y argumento, ya puedes empezar a escribir ese borrador. No estaría mal tener una escaleta o una biblia, pero eso ya es opcional.

A escribir se ha dicho

escribir-una-novela

Soy tan quisquilloso sobre la planificación de como escribir un libro porque me he dado cuenta que me bloqueo cuando no sé qué viene a continuación. Si me detuviera cada pocos párrafos para pensar la historia, tardaría más de un mes para completar el NaNoWriMo, siendo generoso.

Ray Bradbury aseguraba que todo lo que necesitaba era unir palabras para que el inconsciente sacara a relucir la historia. No diré que sea un mal método, pero prefiero copiar su ética de trabajo: todos los días escribía al menos mil palabras.

¿Pero Memo, no decías hace poco que no te gustaba eso de tener cuotas? Sí, pero yo ahora escribo hasta 2 mil palabras diarias.

No digo que tengas que hacer lo que Bradbury, pero ponte una meta diaria con la cual te sientas cómodo, pueden ser solo 300 (más o menos lo que cabe una página). El secreto es ir subiendo la cifra de a poco.

Lo importante es escribir a un ritmo con el que te sientas cómodo y, por sobre todo, no lo haga ser una obligación con la cual acabar a las patadas. Nada mata la creatividad como la desgana.

¿Y si me bloqueo? Eso depende mucho de cada quien, pero algo que me ha servido es ir a mi biblioteca y releer algo de mis libros favoritos. Tomó una oración que me haya gustado mucho, la parafraseo y sigo andando como si nada.

Herramientas para superar el NaNoWriMo

bullet-journal

Si hay una facilidad que nos ha dado la tecnología, esa es tener un sin número de herramientas que nos permiten ser más eficientes, organizar nuestro trabajo o estructurar las tareas. Hay programas o archivos, muchos de ellos.

En lo personal no las he usado, soy más de la vieja escuelas, lápiz y papel, pero hay muchos artículos en los que puedes informarte sobre cuáles son y cómo te pueden servir.

En todo caso, hay algunos sencillos ejercicios para organizar tu trabajo, romper el bloqueo y escribir escenas más poderosas.

Fichas de personajes.

Escaletas.

El cadáver exquisito.

Las funciones del cuento.

Diez consejos para superar el NaNoWriMo

maquina-de-escribir

La mejor manera de evitar bloquearte durante este reto es tener las herramientas y la información suficiente para no detenerte a pensar qué vendrá después a medida que escribimos. Esto no quiere decir que no puedas improvisar si se te ocurre de repente una idea brillante, solo hace que no tengas que depender de ello.

Aparte, hay una serie de consejos elementales que puedes seguir para cumplir tus metas.

1. Escribir es como hacer ejercicio:

Es así de simple, tu cerebro realiza una serie de funciones al escribir que, como el ejercicio, se hacen más llevaderos a medida que el cuerpo se acostumbra. Recuerdo que la primera vez que me puse a escribir algo en la computadora, estuve dos horas peleando con las palabras antes de terminar el primer párrafo. Ahora, vienen por sí mismas.

Claro, hay momentos en que se escapan o se seca la fuente por el día, pero ya no es una experiencia tan traumática como a mis quince años, de hecho, hay momentos en los que escribir es hasta placentero.

2. ¿Cuánto de tu vida es un escritor?

En una entrevista que hizo Víctor Martín, el invitado dijo algo que se me quedó grabado: el tiempo no existe, es algo que el humano inventó para tratar de administrar su vida; entonces, la pregunta no es cuánto tiempo le dedicó a una tarea, sino, cuánto de tu vida inviertes en ello.

Si quieres ser escritor, lo más normal es que le dediques una buena parte de tu vida a ello. Solo toma el ejemplo de un músico profesional: hasta ocho horas diarias se la pasan practicando una pieza.

Solo imagina si todos los escritores tuvieran ocho horas para escribir. No te pido que hagas eso, yo mismo no podría, solo que tomes una fracción de tu vida, un espacio que sobre, para dedicarte a ser escritor.

3. Juntos se llega más lejos

Si hay algo que me gusta del reto del NaNoWriMo es la capacidad que tiene para que los escritores y los aspirantes a escritores se junten durante todo noviembre, creen una comunidad para darse apoyo mutuo.

No te creas, escribir es una actividad solitaria, y no está de más tener una mano amiga para cuando no sepas completar una escena, bloquearte o solo el hecho de drenar las emociones que un acto tan personal como escribir saca a relucir.

Hay foros en los cuales registrarse, así como eventos en algunas ciudades a los que puedes ir. Sino, siempre están las redes sociales parar encontrar a otros participantes en el NaNoWriMo.

4. Orden y ritmo

Hay quienes dicen que el desorden promueve la creatividad, estoy de acuerdo, pero tampoco es que no encontrar la libreta donde tienes el desarrollo de tu argumento sea de mucha utilidad. Ten un sistema que te permita saber dónde tienes tus herramientas y apégate a él.

Así, cuando estés frente al teclado, podrás concentrarte en escribir. Algo más importante de lo que podrías creer. Me he dado cuenta que si dejo de escribir un día, me cuesta más arrancar el día siguiente, así he pasado meses sin tocar una de las historias que burbujean en mi cabeza, al menos hasta que la presión es demasiada y no tengo alternativa.

Bien nos podría servir una ética como la de Truman Capote: en una entrevista la preguntaron cómo su primer libro era tan bueno, y él solo dijo que no había por qué sorprenderse, si pasó diez años escribiendo todos los días antes de publicar su primer libro.

5. El único error es no escribir

No importa que todo lo que hagas sea una basura, de hecho, eso es bueno: eso quiere decir que nos damos cuenta de la evolución de nuestra prosa. El único error que pudiéramos tener es no escribir.

Pueden ser solo cien palabras, pero avanza. Cuando empezamos a hacer ejercicio, luego de las primeras sesiones sentimos un dolor en los músculos, tal vez queramos abandonar, dejar descansar el cuerpo, pero no, es una señal de que estamos ganando fuerza.

Si mantienes el ritmo, antes de que te des cuenta tendrás tu primer libro listo.

6. Desocupa este noviembre

Es algo de lógica, si vamos a estar ocupados el mes del NaNoWriMo, lo más natural es que nos preparemos para ello. Esto pasa por reorganizar nuestra agenda para desocupar la mayor cantidad de horas posibles. Creo que es evidente lo necesario de tener un espacio en la rutina para escribir todos los días.

Si estás demasiado ocupado, tienes mucho trabajo, se acumulan los exámenes o la vida familiar absorbe tu rutina por completo, tal vez deberías replantear tu capacidad de participar en el reto: hacerlo cuando estés menos ocupado o escribir a un ritmo menor.

William Faulkner escribió su primera novela en los descansos de dos horas que tenía en su trabajo de encargado de calderas.

7. No más wifi

Aquí seré un poco hipócrita: si son de los que se distraen con facilidad, como yo, lo mejor sería quitar la conexión web. Yo no lo hago porque escucho música mientras escribo, y a la larga me acostumbre a saltar de la redacción a otras actividades, menos productivas.

8. Persevera

Te sorprenderías de lo fácil que es dejar una novela o un cuento por la mitad. Más que escribir, con el tiempo se vuelve un acto casi mecánico, el reto es completar tu novela o tu colección de cuentos.

Falta de confianza, una historia mal planteada, no tener el compromiso suficiente en tu prosa. Infinidad de razones, elige la que más te guste y dale una paliza. Procura con todas tus fuerzas terminar tu libro.

9. Pequeñas metas

Un libro de cien páginas o más es una tarea complicada, larga y que toma mucho más que un mes. La única forma que conozco de mantenerte motivado es dividir un trabajo complicado en pequeñas metas más sencillas.

Así harás más palpables tus avances. Es reconfortante caminar por una larga autopista cuando sabes que vas para un lado.

10. Disfruta la escritura

Todavía no conozco una emoción más sobrecogedora que ver como una idea, unos fantasmas que te persiguen en el reino de las sabanas, va tomando forma hasta tener una novela completa.

No te mentiré, hay momentos en que quiero quemar mi computadora de pura frustración, pero hay otros en que no me puedo despegar del teclado. En pocas palabras, es lo más divertido que puedo hacer con la ropa puesta.

Conclusiones

Estoy en contra de esa manía de las personas de trivializar todo en retos sin sentido o convirtiéndolo en modas para pasar el rato. Si eres uno ellos, hay mejores formas de matar el tiempo.

Escribir, cuando lo haces con el corazón, más que un oficio, que una forma de ganar dinero o una inquietud, es una enfermedad: es algo que no se puede evitar hacer, es algo que va más allá de sentirte escritor por 30 días, es la necesidad de decir algo, de darle forma a tus fantasmas o responderte una pregunta que no te deja dormir.

Puedes aprender los trucos del oficio, a administrar tu tiempo, a tener escribir 2 mil palabras en media hora, pero mientras no sepas quién eres y qué quieres decir, solo será un ejercicio equivalente a hacer caligrafía: tendrás una letra muy bonita pero sin sustancia.

Ahora bien, si tienes una historia atravesada en el alma, por qué no aprovechar este mes para darle forma: total, tener una meta que alcanzar es también parte del proceso de maduración.

Pero nunca, nunca lo olvides, a escribir se aprende escribiendo.

Anuncios

10 comentarios en “Megatutorial para superar el NaNoWriMo

  1. Gracias, Memo. Muy interesante todo lo que explicas. Me inscribí en ese reto por invitación de una amiga. Ella lo enfocará hacia el cuento corto y yo hacia una novela que lleva años en mi mente. Voy a tomar de forma puntual tus consejos. Éxito.

    1. Bueno, te deseo la mejor de las suertes. A ti como a tu amiga. Si tienen Twitter escibanme a @memovalera para estar al tanto de sus avances, siempre estaré encantado de ayudar en lo que me necesiten, asimismo yo iré informando mis avances.
      En la fase preliminar me quedé un poco sin tiempo, espero terminar pronto la escaleta y el guion.
      Por lo demás, a escribir se ha dicho.
      Saludos.

  2. ¡Hola! Tu megatutorial ha sido muy esclarecedor, me ha abierto mucho la mente respecto a este reto y respecto a la escritura en general.
    Creo que me ha ayudado mucho a poder avanzar en mi novela, a pesar de que no vaya a poder conseguir las 50.000 palabras.
    ¡Muchas gracias!

  3. El NaNoWriMo es algo que finalmente comprendí este año y de lo que estaba muy entusiasmada, pero mira la fecha y aún no he podido sentarme a escribir. El otro año será. Me parece un buen ejercicio para adelantar el borrador que uno va a trabajar el siguiente año (siempre el primer borrador es el que me complica la vida) Saludos Memo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s