La premisa: la clave para escribir historias espectaculares

22Toda gran obra arranca con un momento de iluminación, un susurro de la musa, una idea seminal o en un arranque de inspiración; el cómo la cataloguemos no es importare, pero lo que sí es importante es lo qué hagamos con ella.

Uno de los principales problemas para los escritores, en especial para los escritores noveles, es el deseo de abarcar lo más posible en cada escrito, lo que en la mayoría de los casos termina convirtiéndose en una amalgama de temas que no tienen nada que ver los unos a los otros, con las costuras mal disimuladas y que el lector desecha a las pocas páginas.

Por eso, y es una de esas pocas recomendaciones que puedo dar de forma casi absoluta, es necesario englobar el tono y la historia que quieras contar alrededor de una idea comunicante, mejor conocida como premisa.

¿Qué es una premisa?

En algún momento hemos sentido  en que la viene la inspiración o como queramos llamarla, se producen dos ideas, aunque conectadas, muy diferentes entre sí: la premisa y la idea controladora o argumento.

El argumento es básicamente la historia que se desea contar, el texto de la obra, podría decir: fulanito de tal hace tal cosa porque le pasa esto otro y termina de aquel otro. En torno a esta idea controladora se plantea la estructura de los actos dramáticos y las acciones que desencadenan el conflicto en la obra.

Por su parte, la premisa es el subtexto de la obra, la razón por la cuál esta historia se cuenta en primera instancia, la idea que se quiere comunicar al lector: Las personas superan las dificultados gracias a la perseverancia, el amor es la fuerza que mueve el mundo; el odio es un veneno para el alma; la venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena…

En resumidas cuentas, una premisa es la justificación de existir una historia, y es el determinarla el primer paso para construirla.

¿Cómo se establece una premisa?

Primero que nada hay que se precisos, lo cual es más difícil de lo que parece: por ejemplo, “el amor” no es tema para una novela, ni la más rosa que pueda existir; tampoco lo es “el odio”; “la venganza”; “el poder” ni “la felicidad”.

¿Quieren saber por qué? PORQUE SON DEMASIADO VAGOS.

Conceptos intangibles y etéreos no funcionan porque a la larga te quedarás bloqueado, pensando: “bien, ¿ahora qué escribo del amor, el odio, la venganza, el poder o la felicidad?”

Lo mejor en estos casos es que esboces en una simple oración con lo que en realidad quieres contar en tu historia: el amor existe porque yo pienso esto y esto, la venganza es buena o mala por tales razones, el odio es nocivo por tal o cual…

Debes plantearte con seriedad esto y, una vez establecida, respetar la premisa a lo largo de tu obra, toda ella girara entonces alrededor de ella, para aprobar o reprobar esta idea o mostrar diferentes matices de ella.

Conclusiones

Toda gran obra empieza con la necesidad del artista de decir algo, pero esa necesidad necesita estructura, una guía mínima para poder encausarse, de lo contrario sería como el: cuando llueve no sirve de mucho, se desperdicia, pero cuando sigue una dirección se vuelve un torrente, una fuerza de la naturaleza.

Para eso sirve la premisa: para que tu creatividad sirva a un propósito.

A fin de cuentas, nadie intentaría guiarse en un mapa sin saber primero a dónde queremos ir.

Anuncios

2 comentarios en “La premisa: la clave para escribir historias espectaculares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s