Reseña: Mientras Agonizo, William Faulkner

0703_william-faulkner

Quise comenzar la sección de reseñas de mi blog con no solo uno de mis autores favoritos, sino también con una de sus novelas más famosas y que se ha convertido en una de mis favoritas: “Mientras Agonizo”, de William Faulkner; la cual, junto con “Absalón, Absalón”, “Luz de Agosto” y “El Ruido y la Furia” le concedieron la fama que habría de catapultarlo como uno de los más grandes innovadores de la literatura modernista.

Pero a todas estas, ¿de qué va el libro?: Una familia empobrecida, los Bundren, cada quien movido por sus propias intenciones, emprende un viaje para enterrar a su matriarca, Addie, cumpliendo así su última voluntad de enterrarla con los suyos.

A primera vista una historia como esta dejaría a más de uno frío, y sería así de no ser por la demencial forma en que está escrita.

Hay un total de 19 narradores que se reparten el libro en 59 capítulos, cada uno de ellos narrado en primera persona, a veces repitiendo el mismo evento desde diferentes perspectivas, pero cada uno con una forma de pensar y contar distinta a los demás.

Este es el mayor experimento de flujo de conciencia que me he encontrado a la fecha, y el más desconcertante de todos. Aunque no tiene el carácter críptico de “El Ruido y la Furia”, la novela presenta un desafió mayor: como cada personaje interpreta la historia de forma personal, es el lector quien debe ir juntando las piezas y darse cuanta cómo son realmente los Bundren y qué los motiva a realizar ese viaje, además de entender las obsesiones y manías que los mueven.

No es una lectura recomendable para iniciarse en la obra de Faulkner, pero cuando sales de la confusión, que inevitablemente llega al abrir este libro, es una obra que se desborda de las páginas y te llega directo al sentimiento, y te aseguro que en más de una ocasión te preguntaras ¿porqué esta gente se empecina en pasar tantas penurias? ¿por qué tratan de defender un orgullo que está fuera de lugar? ¿por qué no se dan la vuelta y regresan a su casa?

Faulkner y la Biblia

Los libros de Faulkner son como los ogros: tienen capas, ocultas por las locuras que se leen en un primer momento.

La carga simbólica de esta novela es asombrosa: es una familia pobre perseguida por buitres, que combaten con agua y fuego y que centran sus obsesiones en un objeto que les permite mantenerse firmes en su viaje: un tren de juguete, un gramófono, un caballo o una dentadura.

Muchas personas lo comparan con las historias bíblicas y supongo que están en lo correcto: sus novelas, desde su simpleza, encierran una serie de metáforas que la convierten, sin lugar a dudas, en una epopeya moderna, un retrato fehaciente de las desgracias que sufrimos a diario y como triunfamos sobre ellas, aunque al final, no siempre, sepan a victoria.

Es una historia que llega al fondo de inquietudes universales, que aunque no se llegan a definir del todo, nos atañen a todos, con las que te identificas y te compenetras.

Conclusiones

Podría estar elogiando esta obra por cientos de cuartillas, pero eso no cambia un punto que tiene en contra: Faulkner es un hijo de perra.

Se empecina a tal nivel, por razones estilísticas y filosóficas, a narrar esta novela de forma indescifrable desde la simpleza de su prosa que no puedes dejar de, en más de una ocasión, repetir una página, sino un capítulo completo, para entender la historia en su totalidad.

En resumidas cuentas, “Mientras Agonizo” es uno de los pilares fundamentales de la literatura moderna, me encanta y quisiera que todos le dieran una oportunidad… pero no es para todo el mundo: esta novela solo la podrán disfrutar las personas que están dispuestas a que Faulkner juegue con sus mentes y los confunda por el mórbido placer que le da vernos molestos con su obra y quererla mandar a donde mejor le parezca, pero saber que no podemos hacerlo porque sus personajes nos enganchan y nos hacen preocuparnos, o más bien interesarnos, por ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s