Cómo encontrar tu estilo literario

Foto Cortesía de Phil Roeder, Flickr
Foto Cortesía de Phil Roeder, Flickr

Una de las primeras labores que debe emprender todo escritor es encontrar su propio estilo, su voz, única y personal, con la cual hablarle al mundo e irrumpir en el imaginario del lector.

Contrariamente a lo que se piensa “estilo” no es la forma más “intelectual” y premeditadamente complicada de expresarse que puedas conseguir, sino todo lo contrario: mientras más llano, sencillo, mejor.

Como dije hace unos días en Twitter (SIGÁNME EN TWITTER): cuando alguien trata de escribir de forma muy “poética” y “literaria” en el fondo trata de decir “miren lo inteligente y culto que soy” cuando lo único que hacen es un papelón: de ese modo su obra no sustentará sus pretensiones.

Dicho esto, pasemos a los que nos ocupa: Consejos para encontrar tu propio estilo.

Aquí no se puede conseguir una respuesta absoluta: no hay formulas predeterminadas para despertar de la noche a la mañana dotes artísticas excepcionales, ni técnicas narrativas envidiables. Todo progreso estilístico viene con la práctica y el estudio.

Teniendo en cuenta lo dicho antes, realmente solo puedo darles consejos para ayudarles a descubrir cuál es su inclinación a la hora de tomar la pluma, sus temas predilectos, su orientación como narrador y nada más.

El estilo es la forma personalísima en que cada uno de nosotros abordamos nuestra obra, y solo se consigue a través de un proceso de introspección.

A escribir se aprende escribiendo, pero saber cuáles son tus temas predilectos ayuda a construir historias sinceras, que parezcan arrancadas a tajos del alma, y así estamos un paso más cerca de encontrar nuestra propia voz.

Descubre los puntos en común con tus escritores favoritos

El primer consejo que puedo darles es, como ya expliqué en un post anterior, es hacer una lista con tus escritores favoritos y comparar los puntos que tengan en común entre ellos: tipo de narración, temas que abordan, protagonistas de sus historias y otros detalles que los conecten. Asimismo buscar cuáles fueron los escritores predilectos de tu lista y volver a buscar sus puntos comunes.

Si te atraen, es porque tienen algo con lo cual te identificas a un nivel más profundo; y son esos temas u obsesiones recurrentes los que dibujan el árbol de ascendientes literarios que llegan hasta ti, de maestro a pupilo, y te pueden servir de referencia para descubrir las inquietudes que mueven tu inspiración.

Descubre los tipos de historias que te interesan por tus películas favoritas

Otro método muy útil es enumerar tus géneros favoritos de película. A grandes rasgos, el cine es una versión condensada de los mismos preceptos que se aplican a la literatura, solo que ejecutados en otro medio: narrar historias a través de imágenes y sonidos, en vez de letras y la imaginación.

Solo hay que contestar una pregunta: ¿Te gustan más las películas de drama o las de comedia?

Como explicó Robert McKee en su libro El Guión, una persona que es más proclive a disfrutar comedias se preocupan más sobre los temas sociales y críticas a la sociedad actual; mientras, quienes se decantan por las películas más dramáticas están fascinados por los personajes en ella operan, sus conflictos y desarrollo.

Entonces, al saber cuál es tu tipo de película favorita sabrás si eres un escritor social o personal.

¿Apolíneo o Dionisiaco?

Los humanos somos criaturas de naturaleza dual: hombre/mujer, blanco/negro, bien/mal, legionario/perrito… El punto es que en la literatura también se presenta una dicotomía entre los escritores de tendencia apolínea y los de carácter dionisiaco.

Para resumir: los apolíneos (palabra que viene del dios griego del sol, Apolo) tienen la tesis que el verdadero arte viene del estudio, la sabiduría y del uso de la razón; mientras, los dionisiacos (por Dionisio, dios del vino y creador de la locura y el éxtasis) propugnan que el arte viene de la admiración de la naturaleza y el influjos de los sentimientos.

León Tolstoí y Hermann Hesse son autores apolíneos; mientras que García Marquéz o Poe se suscriben como dionisiacos.

Aquí va la pregunta, ¿son escritores con preocupaciones intelectuales o les interesa explorar las emociones y la naturaleza?

El inconsciente siempre tiene la razón

La mente es el mecanismo más complejo y poderoso conocido por la humanidad: capaz de miles de procesos mentales por segundo, cuyos limites no se han esclarecido todavía.

Siendo así, sería tonto no aprovechar ese potencial. ¿Cómo? Dejando hablar al inconciente: los surrealista inventaron un sin fin de métodos que permitían hacer asociaciones libres y utilizar palabras aleatorias para crear poemas y argumentos de una creatividad innegable.

Solo dejando funcionar el inconsciente se pueden idear mil mundos sin siquiera darnos cuenta: solo tomen un libro, ábranlo en una página cualquiera, anoten la primera palabra que lean y repitan el proceso en otra página. Listo, tienen la semilla de una obra.

“Italiano” y “Bellísimas”. Son las palabras que acaban de salir mientras escribo este post, y si dejamos volar la imaginación pienso en…

Un niño que parece y se siente niña, que crece y se convierte en bailarina de cabaret. Para pagarse la cirugía de cambio de sexo se prostituye, pero el cliente, un italiano, le da una paliza. Sigue con su trabajo, hasta que un grupo de hombres, guiados por el propio italiano, lo mutilan… o algo así.

Es una premisa que necesita trabajarse, pero así es como se consigue un argumento en bruto, haciendo uso de las inquietudes de cada escritor: la esperanza del personajes por ser quien se siente ser contra la adversidad de mundo que lo juzga, la dicotomía destino/elección y la violencia como respuesta a lo que no se acepta.

Hagan el intento. Se sorprenderán de lo que pueden crear dejando volar sus mentes.

Conclusión

Este último consejo es más bien para romper el miedo a la hoja en blanco, que quisiera tratar en otra ocasión. Espero que les sean de utilidad a la hora de descubrir su identidad como narradores.

No olviden dejarme cualquier pregunta o comentario en la caja de abajo. Suscríbanse al blog y no olviden que a escribir se aprende escribiendo.

Nos estamos leyendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s